Buscar
  • carpegom

Torre de la virgen. Estrella de la Concordia. Basílica de la Sagrada Familia, Barcelona.


Barcelona contará desde el 8 de diciembre de 2021 con el elemento construido más alto en el tejido urbano de la ciudad, La Estrella de la Concordia que coronará la torre de María de 148 metros de altura, en la basílica de la Sagrada Familia. El elemento construido más alto de la ciudad seguirá siendo la Torre de Comunicaciones de Collserola, situada en el cerro de Vilana con 288,4 metros y una altura sobre de 445,5 metros sobre el nivel del mar. Éstas no comparten paisaje, por lo que la nueva estrella será el elemento más alto de la ciudad.

El coste de la torre proyectada es de 1,5 millones y es la única torre de las que faltan todavía por completarse que se ha finalizado desde hace más de 44 años.

La torre es una virguería de ingeniería arquitectónica. Situada encima del ábside de la basílica, se filtrará por ella la luz del día a través de los más de 800 ventanas que contiene. La torre es hueca, de 60 metros de altura desde el ábside.


Detalle constructivo de la torre sobre el ábside


Consta de diferentes partes hasta alcanzar la cúspide de la estrella. Una primera corona de 6 metros de altura sostendrá la linterna. Esta parte contiene detalles de estrellas de acero que juegan visualmente con la que se situará en la cúspide, dando la idea de un cielo estrellado. La linterna tendrá 18 metros de altura y será la encargada de sostener La Estrella de la Concordia, rematada con cerámica en “trencadís” en diferentes tonos de azul y su punta será el elemento donde descasará el dodecaedro en forma de estrella.





Detalle del encaje de la estrella de la Concordia con la linterna de la torre


La estrella se iluminará por las noches siendo un faro que será visible desde gran parte de la ciudad creando un nuevo hito en el skyline de la ciudad quedando ya incorporada para siempre en este. La estrella es un dodecaedro de 12 puntas, ha sido finalmente la forma elegida después de muchas maquetas según explica el actual arquitecto de la Sagrada Familia Jordi Faulí: “siguiendo la inspiración de formas geométricas en las que durante los últimos años de Antoni Gaudí había estado investigando, en principio, solo definió que el remate de la torre de María debía ser una luz blanca”. La estrella que coronará la torre es de cristal gravado y acero, un derroche de ingeniería que será capaz de aguantar los fenómenos naturales e incluso un impacto de un objeto de 100 kilos.



Será una nueva estrella de luz en la noche. Durante el día reflejará el sol y durante la noche se iluminará rememorando el concepto de la estrella que guio a los reyes Magos hasta el portal de Belén.




Será sin duda un elemento a sumar en el patrimonio artístico, cultural y social de la ciudad siendo la torre más alta hasta que se complete la torre de Jesús, con la gran cruz en la cúspide que con sus 172,5 metros desbancará en el futuro a la torre de María y la Estrella de la Concordia.


Detalles constructivos



La torre podría ser visitable en un futuro, como algunas de la basílica que ya son visitables, ya que está hueca y acondicionada por dentro para poder acceder a ella.


Interior de la linterna


Detalle de las maquetas de la Estrella de la Concordia



Detalle del grabado en una de las caras del dodecaedro




213 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo