top of page
Buscar
  • carpegom

Diálogos en el Espacio Público: El nuevo Distrito Cultural en West Kowloon, Hong Kong.



La idea de crear un nuevo distrito cultural en el barrio de West Kowloon parte del año 1998, cuando las autoridades gubernamentales hicieron un esfuerzo titánico de inversión económica para dotar (a una parte de terreno ganada al mar dentro de la bahía de Hong Kong) de unos equipamientos culturales que se convirtieran en uno de los puntos focales más atrayentes de la cultura a nivel mundial. La cultura es uno de los principales atractivos a la hora de planificar las visitas, elevando el nivel de satisfacción para captar empresas punteras en el actual mundo globalizado. En el sur asiático no han parado de crecer iniciativas aparentemente revestidas de cultura, pero con un fuerte componente comercial-empresarial detrás de ellas (y no tan detrás), en una batalla por destacar y así atraer las mejores operaciones económicas hacia sus territorios. A esta idea de crear un nuevo distrito cultural se llegó después que dos años antes de que la Junta de Turismo de Hong Kong realizara una encuesta a los turistas que visitaban la ciudad. La encuesta fue altamente concluyente en sus resultados, ya que muchos visitantes pensaban que Hong Kong carecía de oportunidades culturales. Estos datos negativos fueron determinantes para que las autoridades se pusieran rápidamente manos a la obra con el propósito de no perder una posición que pudiera atraer más turismo e inversiones hacia otras latitudes del sudeste asiático como por ejemplo la pujante Singapur, que sí había realizado una clara apuesta por destacarse en productos culturales de gran calidad.

Para seguir un patrón constructivo, se declaró un concurso de proyectos al cual se presentaron los mayores despachos de arquitectura del planeta, quedando finalistas: Norman Foster, OMA (Rem Koolhaas) y Rocco Design Architects. El proyecto ganador finalmente fue el presentado por Norman Foster después de una consulta ciudadana de más de un año.


El arquitecto Sir Norman Foster con la maqueta del proyecto ganador.


Sin embargo, el diseño ganador fue desechado en su totalidad en 2005 debido a las intensas críticas públicas. El dosel gigante que sobrevolaba todo el complejo fue muy criticado, tanto por su excesivo coste constructivo, como por ser un elemento que cerraba los espacios que los ciudadanos reclamaban más abiertos. De nuevo se tuvo que abrir todo un proceso de ideas comenzando desde cero. Pero a mis ojos en vez de ser algo negativo, resultó ser una gran oportunidad para poder replantear conceptualmente todo el proyecto, sufriendo un interesantísimo giro. Recordemos que la idea inicial por la que se propuso el concurso fue la atraer turistas a Hong Kong, pero el tema de discusión posterior se centró en los beneficios para los residentes locales, tanto intelectualmente como económicamente. Viendo la improductividad del proyecto de Foster, se celebró un nuevo ejercicio de participación pública, celebrándose foros públicos y reuniones de grupos locales para comprender los puntos de vista y las necesidades de las partes interesadas y el público. Un ejercicio interesantísimo y necesario de participación pública. Se produjo, a mi parecer, un cambio muy significativo, que fue dejar de lado los planos y maquetas estéticamente maravillosas pero muy alejadas de lo que realmente necesitaban y querían los habitantes de la ciudad y se les dio voz a estos, replanteando totalmente el proyecto y alejándose de “mainstream” arquitectónico, para hacer un proyecto más integrado a la ciudad con un enfoque pragmático a la hora de implementar el proyecto.


Fases del Proyecto. Movimiento de tierras y asentamiento.


Plano del nuevo distrito Cultural.



Fases constructivas.



El distrito cultural de Kowloon es uno de los mayores proyectos culturales en el mundo, todavía está en fase de construcción, combinará el arte, la educación, los espacios abiertos con hoteles, oficinas de desarrolladores de industrias creativas en un contexto vibrante tanto a nivel cultural como de entretenimiento. El desarrollo urbano incluye diecisiete centros culturales que acogerán todo tipo de espectáculos, desde teatro tradicional chino hasta conciertos de música pop. Además, 30.000 metros cuadrados de equipamientos educativos fomentarán el talento musical y asegurarán la rentabilidad del distrito a largo plazo. Donde la escena cultual local se mezcle con las exposiciones internacionales más relevantes.

Se complementará con más de 23 hectáreas de espacio abierto al público y dos kilómetros de paseo con las increíbles vistas de la bahía. la idea es integrar el distrito en la vida diaria de la gente. Una serie de terrazas al aire libre y senderos arbolados conectarán los equipamientos culturales con el frente marítimo



Imágenes del frente marítimo ganado para el ocio.


El equilibrio entre coches y peatones se ha conseguido situando la ruta principal de vehículos bajo el nivel de suelo. Se han utilizado todos los avances tecnológicos para que el distrito sea lo más sostenible posible, fomentando la recogida de aguas residuales, así como un sistema de reconversión de residuos energéticos y la generación de electricidad local con una baja emisión de carbono.

El plan es ir abriendo espacios, de momento el centro ya cuenta con el Pabellón de las artes, el Xiqu centre, en M+ abierto en 2021 y el Hong Kong Museo en 2022.


Imágenes de los equipamientos culturales.


Imágenes de los equipamientos culturales.


Uno de los mayores retos será el de dinamizar la ciudad y posicionarla en el top de los turismos culturales, compitiendo fuertemente contra otras ciudades del sur asiático por posicionarse como un lugar de turismo cultural y creativo.

Otro de los atractivos de la zona es el edificio ICC, con el observatorio “Sky 100” un observatorio en el piso 100, que ofrece espectaculares vistas de 360˚ de la ciudad.

A continuación, me parece interesante reproducir la visón y carta de compromiso que se puede encontrar en la página web del distrito cultural de Kowloon



Nuestra visión es desarrollar un distrito artístico y cultural integrado que:

- ofrezca programas culturales, de entretenimiento y turísticos de calidad, con un atractivo imprescindible para los residentes locales y los visitantes de todo el mundo

- satisfaga las necesidades de infraestructura a largo plazo del desarrollo artístico y cultural de Hong Kong y fomente el crecimiento orgánico y el desarrollo de la cultura y las industrias creativas; y

- Convertirse en un centro de atracción y fomento del talento creativo, un impulso para mejorar la calidad de vida, así como una puerta de entrada cultural al delta del río Perla.

Objetivos

Nuestros objetivos son:

- facilitar el desarrollo a largo plazo de Hong Kong como metrópoli artística y cultural internacional;

- defender y fomentar la libertad de expresión artística y la creatividad

- mejorar y promover la excelencia, la innovación, la creatividad y la diversidad en las artes y la cultura

- mejorar la apreciación de una gama diversa y plural de las artes;

- desarrollar obras nuevas y experimentales en el ámbito de las artes y la cultura

- cultivar y alimentar el talento artístico local, los grupos artísticos y otras personas que trabajan en el sector cultural

- fomentar una mayor participación de la comunidad local en las artes y la cultura

- promover e impartir educación artística a la comunidad local

- facilitar el desarrollo de las industrias culturales y creativas

- facilitar y mejorar el intercambio cultural y la cooperación entre Hong Kong, China continental y otros países;

- facilitar y mejorar la cooperación entre los organismos y organizaciones gubernamentales o no gubernamentales con los proveedores de servicios artísticos, a nivel local e internacional

- fomentar el apoyo y el patrocinio de las artes y la cultura por parte de la comunidad, el comercio y las empresas

- proporcionar o facilitar la provisión de espacios abiertos gratuitos y accesibles para el público en general dentro del Distrito Cultural de Kowloon Oeste; y

- reforzar la posición de Hong Kong como destino turístico.


https://www.westkowloon.hk/en/artpark#overview



Sin duda alguna el Distrito Cultural de West Kowloon es un gran reto para una ciudad densamente poblaba que vive y lucha bajo la incertidumbre de adaptarse a una nueva realidad política, China, que confiere grandes tensiones a la población local, acostumbrada a otros aires de libertad y tolerancia. Será muy interesante ver como este nuevo distrito cultural se implementa en la ciudad y como desarrollará nuevas sinergias, tanto urbanísticas, artísticas y espacios generadores de pensamiento crítico o simplemente se queda como un barrio más para turistas ociosos en busca de una arquitectura impactante que fotografiar. El reto está servido, y me parece apasionante, para todos los artistas y creadores culturales, así como para toda la ciudadanía de la ciudad. Es un clarísimo ejemplo de cómo la arquitectura espectáculo está perdiendo peso en el panorama mundial dejando paso a una arquitectura más arraigada al territorio, respondiendo directamente a las necesidades de este y no solamente tratando de figurar en las portadas de revistas mundiales de arquitectura.




https://youtu.be/_xSX4coGRCo


83 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page